Realizar ejercicio en casa es una alternativa que hoy en día muchas personas prefieren frente a otras opciones.

Según datos del European Market Report, el 36% de las personas que entrenan prefieren hacerlo en casa. Los motivos principales son, el económico, el ahorro de tiempo y evitar el tráfico.

Además, existe un gran auge de aplicaciones móviles con consejos y programas de entrenamiento para todos los niveles, siendo el 28,9% de estas personas las que realizan los ejercicios propuestos en su hogar.

Y probablemente surja la siguiente pregunta: ¿cómo montar un gimnasio en casa? Desde Hogar Fitness, consideramos que debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Espacio: en muchas ocasiones, no es necesario un gran espacio para poder entrenar. Existe numeroso material de pequeñas dimensiones que nos puede servir para múltiples opciones.
  • Coste económico: unido a lo anterior, si huyes de máquinas y equipamiento de grandes dimensiones, el coste económico descenderá notablemente.
  • Objetivo: si eres principiante o de nivel medio, sin duda puedes entrenar en casa, realizando algún complemento fuera en función de tu objetivo.

Teniendo claro lo anterior te mostramos, en orden de preferencia, qué tipo de material puede ayudarte a equipar un completo gimnasio casero:

  • Colchoneta o cojín de estabilidad: para realizar tus ejercicios de suelo con la mayor comodidad posible.
  • Entrenamiento en suspensión: son aparatos que permiten el entrenamiento de la fuerza con el propio peso corporal y usando la inclinación para manejar la carga. Su auge nace a raíz de la aparición de los TRX Supension Trainer, pero las anillas, cuerdas y barras ya existían mucho antes.
  • Material deslizante: una toalla o disco de tela ofrece numerosas alternativas para el entrenamiento unipodal y añadir dificultad a los ejercicios de tren superior y zona media.
  • Gomas elásticas: una amplia gama de tamaños, densidades y formas hacen que sea una gran alternativa a las pesas, por tamaño y manejabilidad. Bandas planas o de alta densidad, como las superbands, y las loops o minibands, hacen que sea posible resistir cualquier movimiento en todos los planos.
  • Kettlebells: a nuestro juicio, la mejor opción para entrenar con peso libre, por su manejabilidad, diseño y variedad.
  • Cajón de madera: existen diferentes tamaños y nos ayudan a facilitar ciertos ejercicios, como los de empuje horizontal y dificultan otros, como los unipodales en empuje vertical.
  • Elementos de agilidad: como las escaleras de coordinación o las combas. Podemos añadir las setas o conos, pero necesitarás un poco más de espacio para diseñar, por ejemplo, un circuito.

Por último, hablamos de equipamiento para la mejora de la resistencia, aunque la inversión aquí será mayor. Las cintas o tapices, las bicicletas (de ciclismo indoor), las elípticas o los simuladores de remo pueden ser una gran elección.

Esperamos que el artículo haya sido de ayuda para ordenar tus ideas y valorar diferentes opciones quizá desconocidas. Aun así, desde Hogar Fitness realizamos consultorías y asesorías como paso previo al diseño y equipamiento de tu gimnasio.

¡No dudes en pedir más información!